Dánae y la lluvia de oro

Dánae recibiendo la lluvia de oro (Tiziano) - Wikipedia, la ...
Dánae recibiendo la lluvia de oro, de Tiziano (1553 – 1560). Óleo sobre lienzo. Museo del Prado, Madrid.

El tema pintado representa el mito de Dánae, quien había sido encerrada por su padre, el rey de Argos, en el momento de ser tomada por Júpiter en forma de lluvia de oro. La figura central está recostada sobre la cama, con las piernas dobladas. A su derecha hay un perro pequeño, que se reputa un atributo de la cortesana. En la parte derecha hay una criada cuya espalda oscura contrasta con la blancura de Dánae; del mismo modo, hay una oposición clara entre su rostro envejecido y la juventud de la princesa de Argos. Esta sirvienta está recogiendo con un delantal las pepitas de oro que caen en forma de lluvia dorada, desde las nubes tormentosas que dominan el centro de la parte superior.

Para completar la información, aquí les dejo un vídeo de la conferencia sobre el mito de Dánae y Júpiter, impartida por el Jefe de Departamento de Pintura Italiana y Francesa (hasta 1700) del Museo del Prado, Miguel Falomir, en el curso “Grandes Obras del Museo del Prado” en noviembre de 2014.

 

La Sabina Canaria

El Fisgón de Anaga Der Schnürffel von Anaga

La Sabina Canaria es un arbusto, variante de la sabina mediterránea (Juniperus phoenicea), que se encuentra en las islas de La Gomera, La Palma, Tenerife, Gran Canaria y El Hierro, siendo el símbolo vegetal de esta última.

La Frontera - Símbolos de Canarias, banderas y escudos de las islas

La Sabina Canaria aparece en el escudo de Frontera, municipio de El Hierro.

En la actualidad hay bastantes ejemplares de sabina canaria en las islas de La Gomera, donde se halla el sabinar más extenso y mejor conservado, el sabinar de Vallehermoso, y en El Hierro, donde encontramos el paraje de la Dehesa con el sabinar más famoso de Canarias. Se observan en menor medida en la Palma y Tenerife, donde su presencia destaca en Anaga, y en Gran Canaria, donde debió de ser una especie muy abundante en el pasado, pero hoy en día es muy escasa.

El Sabinar
El Sabinar de El Hierro

Las sabinas retorcidas que se encuentran en la…

Ver la entrada original 628 palabras más

Los 40.000 kms de calzadas romanas en la Península: el mapa al detalle de las carreteras del Imperio

Un proyecto pionero del investigador español Pau de Soto trazo un mapa minucioso de la red de comunicaciones del Imperio romano de Occidente.

El mapa de las calzadas romanas en la Península Ibérica realizado por el arqueólogo Pau de Soto.

Roma fue una civilización pionera en muchos campos, fascinante, y que sustentó los pilares de su poder y dominio sobre medio mundo en un vasto entramado de calzadas que recorría más de 300.000 kilómetros, según los cálculos de los expertos. Los romanos construyeron vías principales que unían las grandes ciudades del Imperio y funcionaban como redes de transporte —sus trazados todavía encuentran reflejo en las infraestructuras actuales—, otras secundarias para conectar asentamientos más pequeños e incluso caminos esporádicos levantados por las propias legiones durante una campaña militar que luego eran abandonados.

Pero los habitantes de la Antigua Roma y de sus provincias no disponían de un Google Maps que facilitase sus desplazamientos; tampoco de un plano preciso —más allá del Itinerario Antonino y la Tabula de Peutinger— en el que estuviesen dibujadas al detalle todas sus carreteras. Eso es lo que está realizando el investigador español Pau de Soto Cañamares, del Instituto Catalán de Arqueología Clásica, con el proyecto Viator-e, financiado por el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades: un mapa pormenorizado de las calzadas del Imperio romano de Occidente. Un monumental trabajo que nadie había ejecutado hasta ahora.

Fuente: elespanol.com.

Las nodrizas en la antigua Roma

Una mujer joven amamanta a un niño en este fresco pompeyano. Es muy probable que se trate de la nodriza del pequeño. 

Mujer con recién nacido. FOTO: DEA / Scala, Firenze.

Las damas de la aristocracia romana fueron duramente criticadas por emplear a esclavas y libertas para cuidar y amamantar a sus hijos.

Según el médico Sorano, “la nodriza no debe ser ni demasiado joven ni demasiado vieja, tendrá entre 20 y 40 años, habrá tenido ya dos o tres hijos, estará sana […]. Ha de ser moderada, sensible, pacífica. Será griega de nacimiento”. A la nodriza se la llamaba en la antigua Roma nutrix, designando a aquella mujer que ejercía de nodriza o ama de cría de niños que no eran suyos, a los que alimentaba en su primera infancia, y los cuidaba y educaba cuando crecían. El empleo de nodrizas se difundió a finales del período de la República, cuando las matronas de rango aristocrático adquirieron la costumbre de usar los servicios de estas mujeres para amamantar a sus hijos. Recurrir a nodrizas se convirtió, ya durante el Imperio, en una práctica habitual.

El recurso a las nodrizas podía deberse a razones de necesidad, como el fallecimiento de la madre en el parto, una de las mayores causas de mortalidad femenina en Roma. Entre la aristocracia también existía la idea de que era mejor confiar el niño a un ama de cría para no forjar un lazo sentimental con él, ya que la mortalidad infantil era también muy alta.

Además, a lo largo del Imperio se difundió la idea de que si una mujer se encargaba de amamantar a sus hijos tardaría mucho más en recuperarse del parto, ya que se consideraba el acto de la lactancia como algo perjudicial, sobre todo porque provocaba que las mujeres necesitasen más tiempo para volver a quedarse embarazadas y continuar aumentando su descendencia. Aulo Gelio recogía este parecer de la madre de una parturienta, que decía “que había que mirar por ella y que confiaría el niño a las nodrizas para no añadir a los dolores del parto la ardua y pesada labor de tener también que darle de mamar”.

Cabe señalar asimismo que, para los romanos, la idea de maternidad no se limitaba tan sólo a engendrar hijos, sino que se vinculaba más con la educación. No se daba prioridad a la crianza natural de los niños, sino a su instrucción moral e intelectual, por lo que se creía que dedicar demasiado tiempo a amamantar a un bebé hacía que la mujer descuidase la educación de sus otros hijos.

Fuente: National Geographic.

 

Fake news de la antigua Roma

La apasionante historia del mundo romano contiene algunas falsedades curiosas que todos damos por buenas.

¿Es posible que Nerón no incendiara Roma? ¿O que Livia no planeara el asesinato de todos los herederos al trono e incluso de su propio esposo? ¿Acaso los romanos no vomitaban durante las comidas? La historia está viva y cambia continuamente de mano en mano. Quien la escribe tiene el poder de viajar en el tiempo y cambiar el pasado, de alterarla interpretando lo sucedido desde su propio punto de vista. Así, muchas veces ocurre que la historia que nos han contado no se corresponde exactamente con la realidad.

Así comienza el primer capítulo: “Para comprender los orígenes de Roma tal y como los entendían los propios romanos, debemos alejarnos de la historia, de sus condicionantes y sus detalles y pensar más en algo así como en el estreno en todos los cines de una superproducción al más puro estilo de Hollywood, donde la acción es trepidante, intensa y, probablemente, poco realista”.

A lo largo del libro se desvelan las fake news del mundo romano: los engaños, bulos y mentiras que nos han contado sobre la historia de la antigua Roma. Aquellos que han creado, a veces incluso sin querer, los propios historiadores, los que se han formado por culpa del espeso velo que cubre la historia con el paso del tiempo, los que han quedado inmortalizados en películas, series y novelas e incluso los que los propios romanos generaron sobre ellos mismos. Desde la propaganda política de los emperadores, hasta la realidad sobre la gente corriente, olvidada en los bajos fondos de Roma, pasando por las mayores perjudicadas del mundo antiguo, las mujeres, que han sufrido el escarnio de una historia creada exclusivamente por y para los hombres. Todos ellos encontrarán ahora la verdad de sus historias ocultas.

El “Google maps” de la antigua Roma

Amigos de la Lengua y Literatura

Walter Scheidel, profesor de Cultura Clásica, y Elijah Meeks, especialista en Humanidades, dos profesores de la Universidad de Stanford, se plantearon crear una plataforma que recrease fielmente el modo en que los antiguos romanos percibían el tiempo y las distancias, y calcular al detalle, como si de un Google maps de la Antigüedad se tratara, cómo sería un viaje de la época.

Conoce el proyecto ORBIS, el Google Maps del Imperio Romano (con sus vías incluidas) en pleno siglo III

Orbis, que es como han llamado a este atlas multimedia, está ambientado en el año 200 de nuestra erael momento en que el poder de Roma se hallaba en su máximo apogeo y el Imperio había alcanzado su mayor extensión territorial, que abarcaba tres continentes. La plataforma, que recrea digitalmente y de forma interactiva el sistema de transporte romano, contiene los datos de 751 lugarescasi todos ciudades y villas, pero también 268 puertos, los principales ríos navegables y numerosas rutas marítimas.Las vías que recorrían el Imperio…

Ver la entrada original 220 palabras más

Justo antes de Cristo

Justo antes de Cristo es la divertida serie de humor ambientada en un campamento militar romano que recientemente ha estrenado Movistar+ .

El epicentro de esta producción es  levantado dentro de la nave industrial que resiste al imperio del comercio chino en Fuenlabrada (Madrid). El plató ocupa más de 1.400 metros cuadrados y para hacer todas las tiendas de campaña se han empleado 2.000 metros cuadrados de lona. Las empalizadas que rodean el recinto están construidas con más de 500 pesados postes de pino auténtico. El suelo está sembrado de serrín. Muchos operarios que deambulan por el lugar van protegidos con máscaras. Según cuentan, el polvo suspendido en el aire se nota en los pulmones en las largas jornadas de rodaje.

El vestuario que lucen los actores y los extras no tiene nada que ver con los típicos disfraces que se compran en los chinos. Los uniformes y gran parte del mobiliario provienen de la empresa italiana Rancati. De hecho, casi todo el material ha aparecido antes en icónicas producciones como la serie Roma o películas como Gladiator. Las túnicas y togas proceden de Sastrería Cornejo y también se han heredado espadas y escudos de la serie Hispania, la leyenda.

El protagonista de Justo antes de Cristo es un patricio al que condenan a muerte, aunque conmutan su pena y pasa a servir en la Legión. Para mayor inri, su destino es Tracia, donde su padre fue un héroe en el campo de batalla.

Justo antes de Cristo consta de 12 capítulos de 20 minutos, divididos en dos temporadas, pero sin un final cerrado. La primera temporada, compuesta por 6 episodios de 25’ de duración, se estrenó el pasado 5 de abril en Movistar+. Queda abierta la opción de continuar.

‘Justo antes de Cristo’, una serie original de Movistar+ en colaboración con La Terraza Films
Creadores: Montero y Maidagán
Dirección: Pepón Montero, Borja Cobeaga

Género: Comedia
Episodios T1: 6
Duración: 25 minutos
Estreno: 5 de abril 2019 (completa bajo demanda)