El Hermafrodita

HUMANIDADES Y NTICS

Una de las aspiraciones más antiguas del hombre ha sido alcanzar un estado de perfección total que lo acercara a la divinidad. En el mundo clásico se llegó a concebir esta posibilidad en un ser que reuniera las características de ambos sexos: la figura del andrógino o hermafrodita.

Imagen relacionada Hermafrodita dormido. Louvre Museum, Paris, France.

A la hora de analizar este mito, vemos que, desde el punto de vista biológico, la división de la especie humana en sexo masculino y en sexo femenino es un fenómeno diferenciativo bastante tardío. En ciertas especies, por ejemplo, como las abejas y las hormigas, la división de los individuos no tiene lugar solamente en dos grupos, sino en tres: individuos sexuados, masculinos y femeninos, respectivamente, y junto a ellos, otros asexuados, a los que corresponde la mayor parte del trabajo colectivo. Por tanto, la diferenciación sexual no es un fenómeno esencial para la naturaleza misma…

Ver la entrada original 1.640 palabras más

Anuncios

Por qué leer “Einstein para perplejos”

Multiversal

Albert-Einstein-620x330Escrito por los físicos José Edelstein y Andrés Gomberoff, el libro revela facetas de la vida y de la carrera del científico para dimensionar por qué fue una figura revolucionaria.

La Voz del Interior

El hombre de pelo canoso y revuelto que saca la lengua en la fotografía, a pesar de no ser un político, un rockero, un actor, ni una estrella de TV es uno de los dos o tres personajes más representativos del siglo 20.

A los veintipocos años, cuando se creía que había llegado al apogeo de su carrera, Albert Einstein aún no había escrito la Teoría de la relatividad general, obra cumbre de la ciencia de todos los tiempos.

Hace más de ocho siglos, uno de los más grandes pensadores judíos de la historia, Maimónides, escribió la Guía de los Perplejos, en la que aseguraba que a toda persona le interesa conocer los cielos…

Ver la entrada original 348 palabras más

Consideraciones sobre la representación de lo marginal en las literaturas de Córdoba

Multiversal

Este interesante estudio académico, Mariana Valle ejemplifica con mi obra la construcción del escritor-marginal como posibilidad de concreción del relato en el “realismo sucio”.

10374007_10202730329072959_374651760435569286_n

“El Marginal me llaman”: Tensiones en torno a las posibilidades de representación de la marginalidad, sus estrategias y retóricas discursivas en las “literaturas” de Córdoba. Proyecto de Doctorado en Letras, aprobado en diciembre de 2010, financiado por CONICET. Universidad Nacional de Córdoba. Director: Pablo Heredia.

Marginalidad: El término “marginal” es cercano al de otros como, “pobreza”, “subalternidad” u “otredad”, por eso retomaremos los aspectos que de éstos últimos conceptos nos permitan comprender el corpus seleccionado.

Sin embargo, cabe aclarar que por “marginal” no entendemos un equivalente a “subalterno” sino, retomando la doctrina marxista, al de “lumpen proletariado”, término  de origen alemán  con el que se designa a la población situada socialmente “al margen” o debajo del proletariado , desde el punto de vista de sus condiciones de trabajo…

Ver la entrada original 5.560 palabras más

Generaciones españolas de la posguerra

Multiversal

La novela Viñetas, de Agustín Sánchez Vidal, está ambientada en la década del 1950 en la zona rural española y resume los cambios en los puntos de vista de diversas generaciones.

tapa_libro

Viñetas es la clásica historia que desentraña enigmas familiares después de una muerte. En este caso se trata de Antonio, quien deja, en la huerta que fuera de sus padres, un testamento y una novela gráfica sin terminar compuesta por dibujos, proyectos urbanos, textos y mapas. Miguel, su hermano, llegará al lugar después de décadas, donde lo espera su hija y su yerno, los cuadernos, los enigmas, el testamento y la punta del ovillo.

Ambientada en la década del 1950 en la zona rural española, Viñetas propone un resumen de la vida en la España post Guerra Civil y los cambios en los puntos de vista de las generaciones que lo vivieron: algunas esquirlas quedaron en los cuerpos…

Ver la entrada original 341 palabras más

Dido. Reina de Cartago

HUMANIDADES Y NTICS

Dido. Reina de Cartago nos brinda la oportunidad de adentrarnos en el mundo de la Antigüedad Clásica que, aunque parezca a primera vista lejano, es ni más ni menos que nuestro mundo, las raíces de nuestra cultura.

Resultado de imagen de Dido. Reina de Cartago, de Isabel Barceló santa cruz tenerife libreria mujeres

Cuando cayó en mis manos esta novela y encontré en ella el nombre de Dido, me hizo recordar el tiempo en que descubrí la literatura latina, un género en el que la mujer aparece retratada como un ser débil, sin ambiciones y cuyo papel se reducía a ser poco más que un vientre a explotar. Pero he aquí que entre los pocos personajes femeninos que han pasado a la historia se encuentra Dido, esta peculiar mujer que rompe moldes y se erige en heroína de una nación, Cartago.

La fundación de Cartago, una ciudad importantísima de la Antigüedad, ubicada en la actual Túnez, se debe a los fenicios procedentes…

Ver la entrada original 1.787 palabras más

Almudena Villegas: con las musas en la masa

HUMANIDADES Y NTICS

Almudena Villegas, gourmet de prestigio internacional, ha dedicado media vida al estudio de la alimentación en sí misma y como fuente de conocimiento historiográfico. Tras diversos ensayos, decidió novelar la decadencia del Imperio Romano a la luz de la figura del gastrónomo Apicio, un personaje que le fascina y al que comprendió en plenitud a través de una milagrosa casualidad. Villegas se sale de horma por cuanto gastrónoma que teoriza, por cuanto ensayista que va a la novela sin perder la gasolina de su inspiración: el asunto gastronómico.

Almudena Villegas

Dios está entre los pucheros nos dijo Santa Teresa, cocinillas ella entre el rayo místico, los conventos y los caminos de perfección. En todo caso, si Dios no está en las cocinas, sí que los fogones permiten un acercamiento a la civilización y al paraíso. Se dice que cualquier salsa, la más pedestre es, en sí misma, un…

Ver la entrada original 416 palabras más

Un feliz disparate llamado ‘Poesía’

Santander acoge una exposición dedicada a la mítica revista literaria y al trabajo creativo de su editor gráfico, Diego Lara, gran renovador del diseño español

Dibujo de Diego Lara con los motivos que usó para una cubierta de la editorial Nostromo en 1974.Dibujo de Diego Lara con los motivos que usó para una cubierta de la editorial Nostromo en 1974.

La España de hace 40 años, la de la legalización del PCE, las primeras Elecciones Generales y los Pactos de la Moncloa encontró tiempo también para cuestiones solo aparentemente menores. Por ejemplo, fundar una revista literaria. O, como todo por aquel tiempo, para refundarla. En 1977 el Ministerio de Cultura (y Bienestar) decidió renovar la longeva Poesía Española —luego Hispánica— nacida en 1952. Asesorado por el historiador Santiago Amón y el arquitecto Antonio Fernández Alba, el ministro Pío Cabanillas la puso en manos de un poeta lacónico —un solo poemario— pero editor audaz llamado Gonzalo Armero, quien, a su vez, puso la imagen del proyecto en las de otro joven, el diseñador Diego Lara. Tenían 30 y 31 años, respectivamente.

 

En marzo de 1978 estaba en la calle el primer número de una cabecera que había perdido los apellidos y ganado un subtítulo de campanillas: Poesía. Revista ilustrada de información poética. Todo era verdad menos lo de “información”. Al contrario que sus predecesoras, una de las señas de identidad de la publicación sería prescindir de la actualidad. Se alejaba así del destino de la mayoría de las revistas literarias: ejercer de órgano de expresión de una tendencia concreta y de ariete frente a las demás. “No estoy haciendo la revista de UCD ni la de ningún otro grupo, ni capilla, ni círculo. Ni siquiera se va a ceñir a lo que tradicionalmente se llama poesía”, declaró el nuevo director. La mayoría de sus números pueden leerse hoy como si acabaran de salir de la imprenta.

 

Aquel número inaugural se abría con una presentación anónima que reconocía la inactualidad de la lírica para, acto seguido, subrayar que “por ella se ha expresado lo mejor de nuestro siglo y en ella ha quedado glosado lo moderno”. Seguían textos e ilustraciones de Jorge Guillén, Pablo Palazuelo, Francisco Pino, Rafael Sánchez Ferlosio,Maurice Blanchot, Paul Celan y Kurt Schwitters. Y una colaboración especial, la de Vicente Aleixandre, premio Nobel de Literatura el año anterior.