Fake news de la antigua Roma

La apasionante historia del mundo romano contiene algunas falsedades curiosas que todos damos por buenas.

¿Es posible que Nerón no incendiara Roma? ¿O que Livia no planeara el asesinato de todos los herederos al trono e incluso de su propio esposo? ¿Acaso los romanos no vomitaban durante las comidas? La historia está viva y cambia continuamente de mano en mano. Quien la escribe tiene el poder de viajar en el tiempo y cambiar el pasado, de alterarla interpretando lo sucedido desde su propio punto de vista. Así, muchas veces ocurre que la historia que nos han contado no se corresponde exactamente con la realidad.

Así comienza el primer capítulo: “Para comprender los orígenes de Roma tal y como los entendían los propios romanos, debemos alejarnos de la historia, de sus condicionantes y sus detalles y pensar más en algo así como en el estreno en todos los cines de una superproducción al más puro estilo de Hollywood, donde la acción es trepidante, intensa y, probablemente, poco realista”.

A lo largo del libro se desvelan las fake news del mundo romano: los engaños, bulos y mentiras que nos han contado sobre la historia de la antigua Roma. Aquellos que han creado, a veces incluso sin querer, los propios historiadores, los que se han formado por culpa del espeso velo que cubre la historia con el paso del tiempo, los que han quedado inmortalizados en películas, series y novelas e incluso los que los propios romanos generaron sobre ellos mismos. Desde la propaganda política de los emperadores, hasta la realidad sobre la gente corriente, olvidada en los bajos fondos de Roma, pasando por las mayores perjudicadas del mundo antiguo, las mujeres, que han sufrido el escarnio de una historia creada exclusivamente por y para los hombres. Todos ellos encontrarán ahora la verdad de sus historias ocultas.

Justo antes de Cristo

Justo antes de Cristo es la divertida serie de humor ambientada en un campamento militar romano que recientemente ha estrenado Movistar+ .

El epicentro de esta producción es  levantado dentro de la nave industrial que resiste al imperio del comercio chino en Fuenlabrada (Madrid). El plató ocupa más de 1.400 metros cuadrados y para hacer todas las tiendas de campaña se han empleado 2.000 metros cuadrados de lona. Las empalizadas que rodean el recinto están construidas con más de 500 pesados postes de pino auténtico. El suelo está sembrado de serrín. Muchos operarios que deambulan por el lugar van protegidos con máscaras. Según cuentan, el polvo suspendido en el aire se nota en los pulmones en las largas jornadas de rodaje.

El vestuario que lucen los actores y los extras no tiene nada que ver con los típicos disfraces que se compran en los chinos. Los uniformes y gran parte del mobiliario provienen de la empresa italiana Rancati. De hecho, casi todo el material ha aparecido antes en icónicas producciones como la serie Roma o películas como Gladiator. Las túnicas y togas proceden de Sastrería Cornejo y también se han heredado espadas y escudos de la serie Hispania, la leyenda.

El protagonista de Justo antes de Cristo es un patricio al que condenan a muerte, aunque conmutan su pena y pasa a servir en la Legión. Para mayor inri, su destino es Tracia, donde su padre fue un héroe en el campo de batalla.

Justo antes de Cristo consta de 12 capítulos de 20 minutos, divididos en dos temporadas, pero sin un final cerrado. La primera temporada, compuesta por 6 episodios de 25’ de duración, se estrenó el pasado 5 de abril en Movistar+. Queda abierta la opción de continuar.

‘Justo antes de Cristo’, una serie original de Movistar+ en colaboración con La Terraza Films
Creadores: Montero y Maidagán
Dirección: Pepón Montero, Borja Cobeaga

Género: Comedia
Episodios T1: 6
Duración: 25 minutos
Estreno: 5 de abril 2019 (completa bajo demanda)

Mujeres, Mitos Y Diosas — Martha Robles / Women, Myths and Goddesses by Martha Robles (spanish book edition)

David, earth planet , knopfler and a humble man

Este libro de esta escritora mexicana me parece muy interesante y fluido en su escritura. A la condición femenina no se le permite ninguna posibilidad intermedia: es o no mujer, asume o niega su cometido, encarece o desvirtúa su gracia, se afirma en su movimiento connatural o cede a la tentación del abismo y se lleva consigo al hombre y a los seres que la acompañan.
Intuitivamente, las generaciones reconocen a quien es de la que no lo es. “Gran mujer”, dice el lugar común, cuando se percibe una personalidad radiante y se respira a su alrededor la autoridad que prodiga una feminidad consumada en el alto reconocimiento de sí en servicio de los demás. Y se la llama mujer, acaso sin reparar en la levedad vigorosa que inspira su gracia o esa elegante armonía que, en mezcla de dolor y alegría, difunde tanto el cuestionamiento crítico de su realidad…

Ver la entrada original 5.881 palabras más